Proxmox: Instalación sobre Debian

De la misma forma que podemos instalar directamente Proxmox en un disco que no tenga nada instalado, es posible instalarlo sobre una instalación de Debian ya existente.

Si bien este tipo de instalación no es la más adecuada, por otra parte tendremos la ventaja de tener ya instalado y configurado nuestro sistema antes de proceder a la instalación, lo que nos evitará problemas de configuración de red que puedan darse en la instalación base de Proxmox.

Si vais a instalar Proxmox en una instalación de Debian ya existente, os aconsejo que lo hagáis justo después de instalar el sistema base de Debian. Instalar Proxmox en un sistema Debian que tenga muchas configuraciones ya realizadas puede ser problemático, ya que, por ejemplo, Proxmox hace modificaciones en el servidor apache, y en otros paquetes instalados.

Además, para explotar toda la potencia de Proxmox, deberemos tener disponible al menos una partición en formato LVM, ya que en caso contrario no podremos hacer copias de seguridad en caliente (sin apagar la máquina virtual a copiar).

Comprobar el archivo etc/hosts

Proxmox necesita que la dirección IP principal del servidor que vamos a instalar este correctamente referenciada en el archivo hosts. No podemos usar la IP 127.0.0.1, ni asociar la IP principal al dispositivo loopback (lo), ya que la instalación no funcionará.

Para estar seguros de que nuestra IP está correctamente configurada, ejecutaremos el siguiente comando:

ping `uname -n`

Al ejecutarlo nos deberá devolver la dirección IP principal. En cualquier otro caso, deberemos modificar el archivo /etc/hosts.

Por otra parte, es posible que Proxmox nos de problemas si tenemos configurado nuestro sistema con IPv6 (actualmente Proxmox no soporta correctamente este protocolo), por lo que lo recomendado es eliminar todas las entradas de IPv6 de nuestro archivo /etc/hosts.

Configurar el archivo sources.list

El siguiente paso en la instalación es editar el archivo sources.list y añadir el repositorio de Proxmox, fuente de los paquetes que vamos a instalar.

Si quieres, puedes aprovechar y poner un sources.list a tu medida mirando ésta entrada.

Editaremos el archivo /etc/apt/sources.list, y añadimos al final las siguientes lineas:

deb [arch=amd64] http://download.proxmox.com/debian wheezy pve

Añadir la clave pública de Proxmox

Los paquetes deb están firmados para evitar problemas de seguridad, por eso, cuando usamos repositorios de terceras personas, debemos añadir la clave de verificación. Para el repositorio de Proxmox, bastará con ejecutar (como root) el comando:

wget -O- "http://download.proxmox.com/debian/key.asc" | apt-key add -

Por último, haremos limpieza de la información cacheada, y descargaremos las listas de paquetes de nuestros nuevos repositorios, con el comando:

apt-get clean && apt-get update && apt-get dist-upgrade

Instalar el kernel de Proxmox

Por la forma en que Proxmox trabaja, si intentamos instalar todos los paquetes con un kernel sin soporte Proxmox nos encontraremos con múltiples errores, por lo que lo primero que vamos a hacer es instalar el kernel proxmox, con el comando:

apt-get install pve-firmware pve-kernel-2.6.32-26-pve pve-headers-2.6.32-26-pve

Si la instalación ha sido correcta, deberemos reiniciar el servidor, y asegurarnos de elegir el kernel terminado en -pve, para iniciar el sistema con el nuevo kernel.

Después de reiniciar la máquina, podremos comprobar que el kernel que estamos ejecutando es el de Proxmox mediante el comando:

uname -a

que nos mostrará un kernel terminado en -pve

Instalar Proxmox VE

Con nuestro sistema ejecutando el kernel de proxmox, podemos eliminar el kernel anterior, con el comando:

apt-get remove linux-image-amd64 linux-image-3.2.0-4-amd64 linux-base

tras esto, actualizaremos la configuración de grub para que registre los cambios, con el comando:

update-grub

El último paso será instalar todos los paquetes de Proxmox, según el comando:

apt-get install proxmox-ve-2.6.32 ntp ssh lvm2 postfix ksm-control-daemon vzprocps open-iscsi bootlogd

Este proceso (que por dependencias instalará un enorme número de paquetes), realizará toda la instalación de Proxmox. Durante ésta instalación, el servidor de correo Exim, instalado por defecto en Debian, se eliminará para instalar Postfix (que es el servidor de correo usado por Proxmox), por lo que deberemos configurar este de acuerdo a nuestras necesidades.

Si el proceso de instalación ha sido correcto, ya tendremos nuestro servidor Proxmox listo para usar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *